El AT-AT arde en Madrid

El AT-AT arde en Madrid

El coloso metálico de las películas de Star Wars fue quemado el 23 de marzo en el Colegio Mayor Moncloa después de un mes de montaje. Los elogios a la figura fueron generalizados. Los asistentes disfrutaron de una cena y un concierto de colegiales posterior a la ‘quemà’.

El AT-AT, un vehículo de la famosa saga de ficción ‘Star Wars’, fue la figura quemada en el patio de Moncloa en la falla de 2019. Este año se celebraba el 40 aniversario de su aparición en la gran pantalla. Los más experimentados la alabaron diciendo que era una de las más conseguidas de los últimos años. El trabajo y el esfuerzo de todo el equipo de la falla, así como de los Colegiales, hizo posible construir una de las piezas más difíciles que se recuerdan.

En el interior de Moncloa se tuvo la cena que antecedió a la ‘mascletà’ y a la ‘cremà’. Tras ello, el grupo de música ‘Sin permiso’, integrado por colegiales, puso la nota musical a la noche. La fallera mayor fue Carlota Camphuis, esposa del antiguo colegial Álvaro Barcala. El encargado de entonar el pregón fue Luis Muncharaz, antiguo director del Colegio:

Pregonar la Falla del Moncloa
es un honor para toda la vida
pues esta fiesta tan divertida
merece gloria, alabanza y loa.

Y como estamos de aniversario
un pregón original me invento
en cuartetos, que lanzo al viento
Sin ser poeta, soy temerario.

Ruego que prestéis mucha atención
pues mis palabras no serán vanas
quizá torpes y casquivanas
pero provienen del corazón.

Y por ser pregonero, PREGONO:
¡QUE EN LA UNIVERSIDAD MADRILEÑA,
NADIEN IMAGINA NI SUEÑA
UN JOLGORIO TAN “MOLONO”!

Pensando en los que son profanos
explicaré lo que aquí vivimos
cuando una Falla construimos
los del Moncloa como hermanos.

Lo que veis, es más que un monumento,
que no os engañe vuestra mirada
no solo cartón y madera pintada
hay trabajo y tesón sin cuento.

Cientos de cortes y martillazos
proyecto, cálculos, empeño
muchas horas robadas al sueño
y al terminar, ¡fuertes abrazos!

Pocos entienden que todo lo hecho
se lo entreguemos a las llamas
¡¿estáis locos, estáis majaras?!
¡no le sacáis ningún provecho!

Ayyy, que poco saben de la vida
los que buscan sólo el beneficio,
pues la recompensa del servicio
llena el alma con la alegría.

Esto vivimos en el Colegio
y en su fiesta más singular:
poner empeño por ayudar
sin buscar ningún privilegio.

Escuchadme bien lo que os digo:
trabajando juntos con esmero
el vecino torna en compañero
y el compañero en gran amigo.

No lloréis cuando la Falla queme
que es gran lección para la vida
las cosas de aquí son ceniza
y no sirven cuando uno muere.

¡Pero basta ya de filosofía!,
¡llenemos de LUZ y RUIDO la noche!
sin que nadie hoy nos reproche
tanto jolgorio, tanta alegría.

Nos esperan grandes emociones:
La mecha la encenderá la Fallera,
toda la falla arderá entera
y sufriremos grandes calores.

Que nos perdonen los vecinos
si elevamos un poco el tono
pero San José, nuestro patrono
merece fuegos de artificio.

Y tras colorear la noche oscura,
el silencio romperemos
todos juntos cantaremos
en un concierto de locura.

Al terminar, quizá lloremos
por tanta emoción sentida,
pero es tonto quien olvida
que en un año volveremos.

Aquí termino este pregón
haciéndoos una rogativa
que respondáis a los tres vivas
con entusiasmo y a pleno pulmón:

¡VIVA LA FALLERA! ¡VIVA LA FALLA! ¡VIVA MONCLOA!

La falla es la actividad más representativa y distintiva de Moncloa. Alrededor de ella se dan lugar una serie de eventos importantes. El primero de ellos es la imposición de becas, las cuales se lucen por primera vez en acto colegial el día de la falla. La jornada anterior a la gran noche de la ‘cremà’ se da la ‘Pepada’, una distendida gala de premios que se entregan a los colegiales.

Toda la labor que conlleva esta celebración demuestra los valores que en Moncloa se fomentan: el trabajo en equipo durante un mes, la ayuda, la confianza en los demás y la solidaridad con el de al lado. Estos trabajos, como apuntaba el director, convierten a compañeros en amigos, y a los amigos en mejores amigos. La falla es mucho más que unas maderas en llamas, es parte de la idiosincrasia del Colegio Mayor Moncloa.


Compartir:
facebooktwitter

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *