Galicia, mucho más que el Camino de Santiago

Galicia, mucho más que el Camino de Santiago

Galicia nunca defrauda. Ya sea por su gastronomía, sus increíbles paisajes, o su gente, siempre sabe estar a la altura. Y es por eso que decidimos que debía ser nuestro primer destino, la primera convivencia cultural del año. El miércoles 11 de octubre, aprovechamos el puente de la constitución para partir hacia tierras gallegas.

La convivencia se dividió en dos grupos; uno formado por los que querían hacer el Camino de Santiago, y otro más numeroso dispuesto a conocer Galicia por su gastronomía, sus paisajes y sus gentes.

El grupo de aventureros se propuso hacer 100 kilómetros en tres días, haciendo una variante del Camino de Santiago conocido como Camino Finisterrano; saliendo por tanto del precioso cabo de Finisterre, no sin antes disfrutar de una preciosa puesta de sol. La primera etapa fue la más dura, ya que nadie sabía que se venía encima. Desniveles de 200 metros en apenas dos kilómetros fueron solo uno de los tantos obstáculos que se pusieron frente a los caminantes, pero a pesar de las ampollas, las llagas y rozaduras en los lugares más recónditos, pudieron frustrar la gesta.

A partir de ahí, todo fue cuesta abajo. Con mayor conciencia de lo que significaba hacer 35 kilómetros en un día y con el grupo más unido tras el difícil primer día , se hizo muchísimo más ameno. Culminando con una increíble comida a las cuatro de la tarde, y un descanso más que merecido, los cinco valientes se preparaban para el último día con más energía que nunca. Con la ayuda de un sano madrugón que permitió al grupo salir de noche, estos alcanzaron Santiago a eso de la una del mediodía, para disfrutar de una comida típica gallega en un bar de la zona. Decía días más tarde uno de los integrantes: “El Camino te sorprende, une mucho. Espero volver a hacerlo pronto.”

Y volviendo al comienzo, otra comitiva de mayor número salió a disfrutar de todo lo que no es el Camino. Playas, acantilados y marisco, mucho marisco, fueron los protagonistas de los días que pasaron allí nuestros colegiales. Sin olvidar, claro, la parte cultural pero sabiendo aprovechar al máximo la oferta global de la zona. La salida estrella fue sin duda la isla de Arosa, que primero rodearon en barco, y en la que después pudieron comer tranquilamente frente a sus maravillosas costas. Pontevedra y La Coruña fueron visitadas también por el grupo lo que les ayudó a conocer un poco más la historia de Galicia y sus gentes.

En resumen, ambos planes fueron inolvidables, por lo que probablemente el año que viene nos veamos obligados a repetir.

Álvaro Elía López
Economía – Matemáticas y Estadística
Universidad Complutense de madrid


Compartir:
facebooktwitter

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>